Las 9 tendencias de la Banca para 2022, según GDS MODELLICA

Nota de Prensa
GDS Modellica
21/02/2022
La COVID ha fortalecido el sector bancario, un sector que ha experimentado un proceso de transformación estructural y cambio regulatorio
GDS MODELLICA señala las tendencias de la banca para 2022 en un horizonte dual de luces y sombras. La innovación y la transformación digital son claves en la Estrategia Integral Resiliente a implantar por las entidades financieras para hacer frente a las nuevas necesidades y desafíos futuros
El sector bancario se ha fortalecido con la COVID-19, ha experimentado un notable proceso de transformación estructural y cambio regulatorio en cuanto a control y gestión de los riesgos, gobernanza o control. En los nuevos estándares establecidos, la adopción digital no es una opción: es una necesidad. Dos cuestiones son claves: la Digitalización y la Inteligencia Artificial, ambas forman parte del presente y su impulso conlleva la utilización e implementación en nuevas herramientas de análisis, planificación y control por parte de las entidades financieras para facilitar la labor e identificar nuevas oportunidades en el nuevo entorno económico. La Inteligencia Artificial ayudará a fortalecer las transacciones comerciales digitales en materia de seguridad como en análisis avanzado de inversiones y también, a resolver los desafíos en gestión de riesgos, detección de fraudes con tarjetas de crédito, ciberseguridad o servicios orientados a mejorar la experiencia y captar nuevos clientes.
Las inversiones y tendencias estuvieron marcadas en los dos últimos años por la pandemia; orientándose primordialmente hacia la digitalización de productos y servicios básicos con el fin de aliviar las pérdidas de los negocios en las sucursales y prepararse ante el nuevo ecosistema financiero digital. Los bancos han de adoptar una estrategia integral que se ajuste al futuro, a un futuro sostenible y a la aceleración de la transformación digital para ser competitivos, rentables y solventes. Según GDS Modellica las tendencias a seguir en 2022 son:
1.- Invertir en tecnología y en talento, a través de una gestión integral y adaptativa de la tecnología y del talento con el fin de ofrecer servicios y productos innovadores, superar las brechas digitales y enfrentarse mejor a los retos actuales. Una innovación orientada a aportar valor y rentabilidad.

2.- Incentivar la banca digital y las experiencias más digitalizadas. Los bancos tradicionales han de fortalecer sus opciones digitales ante el aumento de soluciones digitales de los neobancos y de otros actores financieros. Un ejemplo de transformación encaminada a lograr su eficiencia son las fusiones de entidades nacionales, la reducción de costes o la colaboración con empresas fintech.

3.- Colaborar con los nuevos actores que, si en un principio fueron percibidos como competencia ahora son claves para crear asociaciones, concretar servicios y brindar a los clientes lo que desean. Las integraciones conllevan mucho tiempo, esfuerzo y trabajo.

4.- Brindar interacciones personales, además de servicios personalizados los usuarios reclaman y están interesados en una interacción más personal con respecto a sus finanzas después de la pandemia, ya sea a través de llamada u otra forma de interactuar en tiempo real,

5.- Aprovechar los datos integrados de los clientes. La plataforma de datos de los clientes (CDP) hacen que los datos en tiempo real sean accesibles y procesables, lo que permite personalizar recomendaciones. Esa gobernanza de datos también ayuda a los bancos a administrar, almacenar, procesar y compartir datos de clientes, respaldando sus iniciativas de banca abierta.

6.- Implementar el autoservicio, esta demanda seguirá crecimiento. Las entidades han de poder atender a los clientes en todas las plataformas y sus productos han de estar disponibles en todos los canales. Las plataformas digitales probablemente se convertirán en el modelo de negocio preferido y dominante para los bancos y las instituciones financieras en el futuro.

7.-Acercarse a las nuevas generaciones, en especial la Generación Z, más joven, un segmento crucial cuyo poder financiero futuro y disposición a gastar no pude pasarse por alto. Además, esta generación confía en las instituciones heredades y participa activamente en la toma de decisiones financieras para un futuro más seguro.

  1. Incentivar nuevas formas de pago seguras desde billeteras móviles hasta pagos móviles y sin contacto o pagos con tarjeta. A medida que continúe esta tendencia, será más importante que nunca mantener seguras las transacciones y verificar la identidad de sus clientes.
9.- Impulsar una banca abierta y de intercambio de datos. Los reguladores han impulsado la tendencia de una banca abierta y el intercambio de datos. Las entidades, cumpliendo con las exigencias legales, normativas y regulaciones vigentes han de verificar la identidad del cliente a través del Know Your Customer (KYC), Conoce a Tu Cliente.
Todas estas tendencias están encaminadas a mejorar la experiencia con el cliente a través de la aplicación e impulso de las nuevas tecnologías. Las entidades financieras, afirma Antonio García Rouco, director general de GDS Modellica han de prepararse para los nuevos desafíos un futuro repleto de incertidumbres. Un horizonte nada nítido, que presenta luces de “recuperación” económica más rápida de lo que se esperaba y unos mercados al alza, pero también “sombras” acerca de su financiación, solvencia y recuperación de los créditos tras la pandemia, cuyo verdadero impacto se reflejará cuando finalicen los ERTE o las moratorias de los préstamos y probablemente se incremente la tasa morosidad.
Último Artículos

Solicitar Demo

Descargue nuestra
Visión General

Suscríbase a nuestra
Newsletter trimestral